Firma electrónica

¿En qué se diferencia la firma electrónica de la firma digital?

Conozca las diferencias esenciales entre estos conceptos e identifique cuál es el más adecuado para su organización.


Es habitual creer que “firma electrónica” y “firma digital” son sinónimos. Sin embargo, aunque se trata de conceptos similares, tienen diferencias sustanciales. En ambos casos, se trata de soluciones seguras y confiables que permiten firmar digitalmente cualquier tipo de documentación electrónica, pero la manera en que se logra la firma y la validez jurídica que ésta tiene puede variar.

En Argentina, las operaciones de firma digital están enmarcadas en la Ley 25.506, y en todos los casos requieren el uso de un certificado digital expedido por un ente certificante válido, como el ONTI, o el Ministerio de Modernización.

La firma electrónica, por su parte, se logra no mediante un certificado, sino a través de un proceso que, de acuerdo con lo establecido en la misma Ley 25506, tiene validez legal siempre y cuando se constate:

  • la identidad del firmante;
  • su voluntad a la hora de firmar el documento;
  • y la inalterabilidad del documento una vez firmado.

Los procesos de firma electrónica que cumplen estos tres requisitos pueden ser utilizados con plena validez jurídica en cualquier escenario que requiera la firma de documentación de manera remota o presencial. Algunos ejemplos son:

  • Firma de documentación laboral en el área de recursos humanos.
  • Firma de certificaciones en ambientes gubernamentales, como leyes, dictámenes, o resoluciones, entre otros.
  • Firma de licitaciones públicas o privadas.
  • Firma de documentación para la emisión de pólizas o certificaciones de siniestros en compañías de seguros.
  • Firma presencial por tablet para la apertura de nuevas cuentas en bancos.
  • Firma de remitos, órdenes de entrega y recepción en el área logística.

El proceso de firma electrónica puede llevarse a cabo de distintas maneras ⏤utilizando, por ejemplo, una firma manuscrita sobre tableta, una huella dactilar, o una firma asociada a un código OTP⏤, pero en todos los casos deben garantizarse los elementos que la ley exige para que pueda gozar de validez legal.

En Tres beneficios de implementar un sistema de firma electrónica repasamos algunas de las ventajas más importantes que estos procesos de firma aportan a distintos tipos de organizaciones.

Desde Argontech trabajamos para facilitar los procesos de firma electrónica de documentos con clientes, proveedores y colaboradores, donde y cuando éstos lo necesiten. Todo el proceso de firma cuenta con validez jurídica y utiliza un servicio de confianza que cumple con los más altos estándares internacionales exigidos por el reglamento eIDAS y protección de datos RGPD.

Conozca más sobre este servicio haciendo click en el botón debajo.

Conozca más sobre nuestro servicio de firma electrónica

Contactenos

  • Hidden
  • Hidden